Exprimidor de naranjas industrial

Soy un enamorado de la comida orgánica y de la vida saludable. Creo firmemente en que debemos preocuparnos mucho por aquello que introducimos en nuestro cuerpo y que la contaminación, los pesticidas y las modificaciones artificiales a las que se somete a la comida perjudican mucho nuestra salud. Por eso, decidí inaugurar un negocio dedicado a vender y servir comida totalmente orgánica. Elegí un local pequeño en un barrio conocido por ser un punto de encuentro habitual de personas que compartían mis mismas ideas y donde pensaba que podía tener una buena acogida. Y, una vez tuve el emplazamiento y todas las modificaciones hechas, me lancé a la caza y captura de aquellas herramientas y máquinas que mejor me vinieran para el tipo de negocio que iba a inaugurar.

Respecto a los zumos, quería que fueran totalmente naturales, tanto en relación a los ingredientes que los componían como del proceso de fabricación. No quería que hubiera ningún añadido y quería también que mis clientes supieran, sin ningún atisbo de duda, que iban a beber un zumo 100% natural. Pensaba que el zumo de naranja sería uno de los productos más consumidos de mi establecimiento, por lo que empecé a buscar un exprimidor de naranjas industrial que fuera rápido, cómodo y tuviera una gran capacidad de producción. Además, como no tenía demasiado dinero para invertir, buscaba un exprimidor industrial que fuera asequible y que me diera un importante rédito por lo que iba a gastar en él. Por último, también tenía que asegurarme de que la empresa que me lo vendía iba a responder por el producto. En un negocio como el mío, quedarme días y días sin poder servir zumo a mi clientela porque la máquina se me ha estropeado podía llegar a ser catastrófico para mis ingresos, por lo que necesitaba tener una buena cobertura. Necesitaba tener la seguridad de que, si se rompía o sufría algún tipo de fallo en el funcionamiento, la empresa responsable iba a ayudarme.

Ciertamente, en un principio pensaba que era mucho pedir. Pero era mi negocio y mi dinero lo que estaba en juego, así que busqué la mejor opción posible dentro de mi presupuesto. Y di con la empresa Mizumo. Sus referencias eran muy buenas, sus máquinas me proporcionaban las características que yo buscaba y la empresa me proporcionaba todo tipo de coberturas. Parecía tan perfecto todo para mí que, incluso, desconfié un poquito, preguntándome dónde estaría la trampa. En todo caso, le di una oportunidad y me hice con un exprimidor de naranjas industrial Mizumo. Y estoy encantando, la verdad. Mi exprimidor industrial funciona perfectamente, no me ha dado ningún problema y a mis clientes les encanta tener la oportunidad de ver cómo se exprime su zumo de forma totalmente natural. ¡Incluso les dejo a veces examinar las naranjas que se van a utilizar antes de meterlas en la máquina! Ha sido una gran adquisición y, si consigo expandir mi marca y abrir otra tienda, volveré a comprar un exprimidor industrial de Mizumo sin duda alguna.

EL TRANSPORTE DE FRUTAS Y HORTALIZAS

transporte frutas

Los productos perecederos son aquellos que han sido sometidos a un proceso adecuado de refrigeración, congelación o ultra congelación, buscando evitar el crecimiento de micro organismos, reducir la emisión de calor y vapor de agua, y el desprendimiento de gas carbónico y oxigeno como por ejemplo las frutas las hortalizas y las verduras.

La Cadena del Frío es el conjunto de elementos, medios y actividades necesarios para garantizar la calidad de un producto refrigerado hasta su consumo/utilización por el usuario final.

La acción fundamental del frío como agente conservador radica, básicamente, en su acción inhibidora del crecimiento de microorganismos y a la acción enzimática frenando así los fenómenos de degradación que terminan con la descomposición del alimento; no es pues un agente esterilizante, lo que determina su éxito como conservador, está en la buena calidad inicial de la materia prima, en la aplicación inmediata y en la continuidad del tratamiento a lo largo de todas las etapas de la cadena comercial, que se inicia en la producción y termina en el consumo.

Las frutas, ejemplo característico de los materiales vivos, mantienen su actividad fisiológica a lo largo de la cadena de distribución. Los frutos respiran consumiendo oxigeno del aire y azucares internos, liberando al ambiente dióxido de carbono, vapor de agua y calor. Simultáneamente transpiran, como consecuencia de la diferencia entre el potencial de agua del fruto y del aire, exudando agua con la consiguiente pérdida de peso (merma).

El transporte frigorífico de alimentos, persigue los siguientes objetivos:

• Reducción de las mermas,

• Alargar vida útil,

• Disponibilidad de productos en cualquier época del año,

• Integración de mercados lejanos,

• Regular oferta-demanda de productos,

El transporte es un eslabón esencial de la cadena de frío. Debe ser rápido seguro y adaptable a las contingencias que puedan surgir.

Se debe garantizar la conservación de las propiedades de los productos de forma continua y eficaz.

Primafrio es un ejemplo de empresa especialistas en el envío hortofrutícola. Conoce cada una de las características de los productos que manipulan, aplicando a cada una de las cargas los procesos específicos de manipulación y transporte para que la mercancía llegue en óptimas condiciones.

Son pioneros, con casi 50 años de experiencia en el delicado transporte de la fresa. Un sector donde conviene contar con los mejores especialistas para que el efímero fruto llegue a su destino con todas sus propiedades intactas.

Todo ello es posible gracias a:

-Sus instalaciones: Están ubicadas cerca de los campos productores y cuentan con cámaras frigoríficas con más de 2200 m3 de capacidad

-Su gran flota de camiones, todos ellos de equipados con tecnología de última generación.

Qué visitar en Madrid en un día

Sin duda, un día es muy poco tiempo para disfrutar de una ciudad que tiene tanto que ofrecer como Madrid. Sin embargo, a veces la gente no puede dedicarle mucho más tiempo. Por lo tanto, para que no te pierdas nada importante, te vamos a indicar brevemente lo que puedes hacer en Madrid durante el día que puedes dedicarle.

visitar madrid

¡Empieza con un desayuno de campeones! Para empezar el día, te recomendamos que vayas a la puerta del Sol y te dirijas hacia el famoso pasadizo de San Ginés, donde puedes disfrutar de uno de los desayunos más célebres de la capital: los churros con chocolate. Lugar habitual de reunión de los madrileños, tanto de aquellos que empiezan su jornada laboral como de aquellos que vuelven de fiesta ya de mañana, no hay mejor forma de comenzar el día en Madrid que con unos deliciosos churros con chocolate en el pasadizo de San Ginés.

Visita el Museo del Prado y el Centro de Arte Reina Sofía: Cuando hayas terminado, dirígete hacia la plaza de Cibeles y baja por el Paseo del Prado hasta llegar al eje museístico donde el Museo del Prado y el Centro de Arte Reina Sofía son las grandes estrellas. No dejes de pasarte por estos museos de renombre mundial y dedica algo de tiempo en visitar sus obras maestras. Ambos museos son enormemente grandes, por lo que te será difícil verlos en su totalidad en solo para de horas. Céntrate mejor en un realizar algunos recorridos que te lleven a ver las obras maestras de estos museos sin demasiados agobios y disfruta todo lo posible de estos magníficos centros.

Date un paseo por el Retiro: Muy cerca del Museo del Prado se encuentra el Parque del Retiro, el principal pulmón de la capital. En este precioso entorno puedes disfrutar de todo tipo de actividades y espectáculos, entre las que destaca la posibilidad de pasear por su magnífico lago en barcas de remos. Una opción ideal para pasear al aire libre después de disfrutar de un recorrido por los dos grandes museos antes mencionados.

Ve de compras, a comer y a disfrutar de algún espectáculo a la zona de la Plaza Mayor, Puerta del Sol, Gran Vía y Callao: Una vez hayas salido del Retiro, avanza hacia la Puerta del Sol para pasar unas cuantas horas dedicado a las compras en uno de los núcleos comerciales más importantes de la capital. También te recomendamos que te sientes un rato en la Plaza Mayor y disfrutes de la gastronomía de la capital, como puede ser un típico bocadillo de calamares, unos callos o unas deliciosas patatas bravas. Después, dirígete a Callao y disfruta de un musical, una obra de teatro o unos divertidos monólogos en uno de los muchos teatros que se ubican en esta zona. ¡Disfrutarás seguro!

Remata la noche en Chueca: Para finalizar tu día en Madrid por todo lo alto, diviértete hasta el amanecer en una de las zonas más animadas de la capital. Chueca es la opción más popular, por sus gran variedad de locales, su ambiente y su variedad de opciones, pero otras zonas, como la de Huertas, también pueden servirte para el mismo propósito. ¡Diviértete hasta tu último minuto en Madrid bailando, cantando y riendo hasta altas horas de la noche en las zonas con más ritmo y alegría de la capital y acaba tu visita con un auténtico bang!

10 lugares que hay que visitar en Madrid

Madrid está reconocida como una de las grandes capitales de Europa y la enorme cantidad de rincones que tiene para visitar hace honor a ello. Se necesitaría media vida para recorrer todos los rincones y descubrir todos los secretos que alberga Madrid pero, por si solo tienes un tiempo limitado para estar en esta ciudad, queremos presentarte los 10 lugares que no te puedes perder durante tu visita.

1. Museo Nacional del Prado. Sin duda, la atracción número uno de la ciudad de Madrid es el Museo Nacional del Prado, una de las pinacotecas más importantes del mundo. En sus paredes cuelgan algunas de las obras más famosas de la Historia del Arte, como “Las Meninas” de Velázquez. Otros autores tan destacados como Tiziano, El Bosco, Rubens o Goya, por citar algunos artistas más, también tienen una gran representación en las paredes el Prado. Por lo tanto, este museo es una parada obligada para cualquier persona que se encamine a esta ciudad.

2. La Plaza Mayor: La Plaza Mayor de Madrid es uno de los lugares emblemáticos de la ciudad y un sitio que ningún visitante puede perderse. Esta plaza central de la ciudad, construida en el siglo XVI, ha sido testigo de todo tipo de acontecimientos y actualmente alberga diversas tiendas y bares donde se pueden disfrutar de algunos de los productos más típicos de Madrid. Además, si acudes a Madrid en invierno, en la Plaza Mayor se inaugura todos los años un popular mercado de Navidad que atrae a miles de personas cada invierno.

3. La puerta del Sol, la Gran Vía, Callao y alrededores: La Puerta del Sol es, junto con la Plaza Mayor y el Museo del Prado, uno de los lugares más reconocibles de la capital española. Uno de los lugares de más actividad del la ciudad, conecta directamente con la Gran Vía madrileña y Callao, dos de los centros neurálgicos de la capital. Si te gustan las compras y actividades culturales como las representaciones teatrales, los espectáculos de humor y los cines, entonces este es tu sitio.

4. Palacio Real: El Palacio Real de Madrid constituye uno de los monumentos más bellos y magníficos de la capital. Considerado entre las residencias reales más bonitas de Europa, el Palacio Real de Madrid es un enorme edificio del siglo XVIII que, además de los lujosamente decorados apartamentos reales, también tiene una Armería, con todo tipo de armas y armaduras históricas, la Botica Real y una estupenda Biblioteca Real que hará las delicias de todos sus visitantes. Además, junto a él, se encuentran los preciosos jardines de Sabatini, donde suelen realizarse conciertos, espectáculos y representaciones de todo tipo durante los meses de verano.

5. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía: Junto con el Museo del Prado y el cercano Museo Thyssen, constituye el eje artístico del Paseo del Prado y uno de los mejores centros de arte moderno del mundo. Alberga grandes obras de arte universales como el famoso “Guernika” de Picasso y es uno de los museos más interactivos, novedosos y apreciados por los visitantes. Para cualquier amante del arte, el Museo Reina Sofía es una parada obligada.

6. Parque del Retiro: El parque del Retiro es el principal entorno natural del centro de Madrid. Es un lugar estupendo para pasear, especialmente si acudes a la ciudad con niños. Allí puedes disfrutar de una enorme cantidad de actividades, como navegar en barca por el enorme lago central del Retiro, disfrutar de espectáculos de marionetas y realizar todo tipo de deportes. Incluso, si acudes en el momento adecuado, puedes disfrutar allí de la popular Feria del Libro de Madrid, que se suele celebrar en el mes de junio. Una visita obligada para cualquiera que se acerque a Madrid.

7. El Templo de Debod: Muchos se sorprenden al descubrir que en Madrid hay un templo egipcio conservado en perfectas condiciones. Sin embargo, así es. El Templo de Debod fue un regalo que Egipto le hizo al gobierno español en 1968, en agradecimiento por la ayuda que le había prestado para salvar su patrimonio de ser anegado por las aguas con la construcción de la presa de Asuán. Así, este templo dedicado a Amón y a Isis fue trasladado piedra a piedra desde Egipto y reconstruido en el emplazamiento en el que ahora se encuentra, cerca del Paseo del Pintor Rosales y de la Plaza de España. Es un lugar realmente encantador y disfrutar de un atardecer en el templo de Debod es una de las experiencias más bonitas que Madrid te puede ofrecer.

8. El Convento de las Descalzas Reales: Cerca de la Puerta del Sol y de Callao se encuentra escondido este precioso monumento cuyo sobrio exterior traiciona las maravillas que esconde en su interior. Este convento de patrocinio real, fundado por la hermana pequeña de Felipe II, Juana de Austria, a mediados del siglo XVI, guarda en su interior algunas de las obras de arte más espectaculares de Europa. Desde cuadros de Tiziano, Sánchez Coello o Van Eyck hasta un altar hecho con espejos pintados, pasando por toda una serie de tapices hechos con cartones de Rubens, las Descalzas esconde una nueva maravilla en cada rincón. Visita este portentoso lugar.

9. Chueca: El barrio de Chueca se ha hecho famoso por ser el centro de fiestas y ocio nocturno de ambiente más célebre de toda España. Si llegas a Madrid buscando diversión nocturna, Chueca es el primer lugar al que debes acudir. Está repleto de bares, establecimientos alternativos y comercios innovadores, haciendo de este lugar uno de los más populares entre los visitantes de la capital.

10. El Monasterio de San Lorenzo El Escorial: Un poco apartado de Madrid, es una excursión obligatoria si se dispone del tiempo suficiente para verlo. San Lorenzo de El Escorial es un municipio cercano a la capital que tiene como principal atractivo el famoso Palacio-Monasterio de San Lorenzo El Escorial, una de las mayores obras arquitectónicas del país. Hogar de maravillosas obras de arte y compuesto por varias partes, a cual más maravillosa, es especialmente conocido por su incomparable panteón, lugar de enterramiento de la familia real española desde el siglo XVI. Pero en sus alrededores también se puede disfrutar de otras joyas, como la Casita del Príncipe, la Casita del Infante y un magnífico entorno natural donde se puede ver todavía la llamada Silla de Felipe II, donde se decía que este rey se sentaba a observar cómo avanzaban las obras de su magna construcción. Una opción ideal para pasar el día rodeado de naturaleza, historia y belleza sin par.